domingo, 28 de diciembre de 2014

CRITICAR EL FEMINISMO SERÁ DELITO


DECIR ESTO SERÁ DELITO


Ni más ni menos. Como suena. Se va a introducir un nuevo, aberrante delito de opinión que consiste en criticar el feminismo.

El gobierno actual ya había dejado claro que ni por asomo pensaba derogar la injusta Ley de Violencia de Género, ese engendro aberrante introducido en la legislación  española por la secta feminista con el objetivo de castigar al varón, fomentar las denuncias falsas y llevar a cabo su guerra de clase contra el sexo masculino por medios judiciales.

Como tampoco pensaba corregir los abusos de un sistema que considera al hombre culpable hasta que no se demuestre lo contrario y exige de él humillación pública, reconocimiento de su culpabilidad y sometimiento a abyectos cursos de reeducación feminista.

Prácticas odiosas y aberrante situación de la ley y la justicia (con minúsculas por razones obvias) que han sido repetidas veces denunciadas, aunque cada vez menos porque quien se ha atrevido a hacerlo y a combatir este sistema desde las instituciones lo ha pagado caro. Como el juez Serrano, hombre recto y de altísimo nivel que fue expulsado de la carrera judicial por haber denunciado la justicia de género que ha convertido a los hombres en ciudadanos de segunda clase. Recomiendo una vez más adquirir y leer el libro que ha escrito, “La Dictadura de Género”, Ed. Almuzara. Tanto para informarse sobre la tiranía que tenemos encima, como para apoyar en la medida de lo posible a este hombre justo, perseguido por decir la verdad y amar la justicia.

Pero si bien, repito, el gobierno del PP no ha pensado mínimamente en corregir las injusticias introducidas anteriormente, hasta hora tampoco había introducido nuevas herramientas de represión contra los varones. Esencialmente se habían limitado a dejar la basura que ya existía y a repetir, con menos dinero, las cansinas y vomitivas campañas contra la llamada violencia de género a las que nos tienen acostumbrados.

Sin embargo y como he escrito repetidas veces en este blog, la secta feminista nunca tiene bastante y cada vez quiere más. Esta secta está presente en las dos ramas del partido único, esto es la rama descamisada o ”izquierda” y la rama encorbatada o “derecha”, por no hablar de la rama piojosa, centro rabioso de feminismo. Si alguien pensaba, por tanto, que la bilis feminista manaba sólo de la rama descamisada y lo peor había quedado atrás tras el Septenio Negro del Enemigo del Varón, ha quedado muy desengañado. Si no lo ha hecho todavía es mejor que abra los ojos.

La secta feminista es transversal y una vez logrado un objetivo van inmediatamente a por el siguiente. En su su hostilidad feroz contra el varón, su sed insaciable de iniquidad, su odio militante contra cualquier forma de verdad y de justicia, ningún nivel de persecución y de castigo contra el hombre es suficiente para ellas. Así, diez años después de la aprobación de la ley antimasculina, ahora directamente van a prohibir hablar contra la dictadura feminista, denunciar las injusticias que sus leyes han generado, criticar sus campañas de lavado de cerebro sistemático. Pongo aquí el enlace que, en un primer momento, dudé si era o no una inocentada. Pero no lo es. Primero porque esta gente no tiene sentido del humor, y además porque aunque lo tuvieran jamás sería en relación a este tema. Pongo el enlace con la noticia:


Naturalmente juegan con las palabras para falsificar la realidad y no llamar a las cosas por su nombre. Así intentan darle una forma presentable a este nuevo delito de opinión, esta nueva censura, que significa ni más ni menos cerrarle la boca a todo aquel que critique el feminismo, o simplemente diga algo que no les guste a las feministas.

Cualquier cosa podrá ser considerado ”incitar a la violencia de género: conversaciones y mensajes privados, críticas a las leyes feministas y a la mafia del maltrato, símbolos y materiales que las hembristas encuentren ofensivo. Y como bien sabemos encuentran ofensiva cualquier cosa porque ellas lo valen y la sociedad entera se debe doblegar ante sus caprichos.

Recomiendo leer el artículo enlazado porque nos hace comprender muy bien a por quiénes van, lo que según los promotores de esta nueva censura será considerado incitación a la violencia y “apología machista” susceptible de denuncia:

Decir (como tímidamente hizo Toni Cantó) que la UE paga 3.200 euros por cada denuncia de malos tratos, que esto significa millones de euros y sugerir que ello fomenta las denuncias falsas, será incitación indirecta de la violencia de género.

Las campañas que hacen “asociaciones de padres presuntamente separados” (!!??) para alertar contra la falsedad de muchas denuncias, cuyo objeto es obtener ventajas y extorsionar al hombre, serán apología machista, como lo será poner en duda la ridícula cifra de un 0,02% de denuncias falsas, dada oficialmente por el Estado; cifra que es, en el pleno sentido de la expresión, un porcentaje búlgaro y por tanto merece la misma credibilidad.

Escribir en un twitter que más 6 de cada 8 mujeres cobran la Renta Activa de Inserción tras realizar una denuncia falsa de Violencia de Género, será apología machista.

Las camisetas, las canciones, las conversaciones privadas que las odiadoras del varón encuentren ofensivas serán incitación a la violencia de género.

Como serán denunciables frases y opiniones con las cuales podemos o no estar de acuerdo, pero que nunca deberían ser objeto de intromision judicial si se quedan en el ámbito privado. Por ejemplo yo nunca he escrito, ni lo haría, algo como ”espero que a la puta que denuncia falsamente una violacion la violen de verdad”. Pero si esta frase es un desahogo privado nadie debería meterse en ello, porque fiscalizar y perseguir las conversaciones privadas ha sido siempre la marca inconfundible de la tiranía.

Lo que sí pienso –y debo decir- es que a la ZORRA (las putas de profesión merecen mucho más respeto) que denuncie falsamente una violación deberían meterla en la cárcel durante el mismo tiempo al que habría sido condenado el violador. No ha sucedido una vez, sino bastantes, que un inocente haya estado en la cárcel durante años por una acusacion falsa de violación, o por una violación verdadera pero un reconocimiento falso de la víctima, antes de poder finalmente demostrar su inocencia con la prueba del ADN. Algo que parecería sencillo y rápido pero que, curiosamente, puede tardar años y años. Recuerdo al menos un caso, en España, en el que un hombre se dejó morir de hambre en la cárcel para demostrar su inocencia, renunciando a cualquier beneficio carcelario porque el precio de ello era reconocer la culpabilidad de una violación que no había cometido. Y recuerdo otro que estuvo quince años preso antes de que se demostrara su inocencia y la justicia (con minúsculas) tuviera a bien liberarlo. Una vez más el hombre es culpable hasta que se demuestre lo contrario, indefenso ante justicia y a la merced de la primera zorra que quiera denunciarlo.

Naturalmente todo el párrafo anterior, supongo, también será apología machista y denunciable. Pero se va a quedar ahí hasta que me borren el blog, lo cual por cierto va a ser solamente cuestión de tiempo si esta bestialidad legislativa con la que amenazan entra en vigor.

Creo que hay bastante con lo comentado, para que todo el mundo entienda la clase de dictadura abyecta en la que hemos caído ya. Será delito, simplemente, criticar la tiranía feminista. A esto sirve el empoderamiento de la mujer en política.

Claro que los políticos hombres no valen para mucho más, porque jamás han movido un dedo para frenar estos abusos; muy al contrario, muchos colaboran con entusiasmo y otros, acobardados, agachan la cabeza y comulgan con ruedas de molino. A esto hemos llegado con la democracia y los representantes del pueblo.

Como colaboran de buena o mala gana las mal llamadas élites que deberían velar por valores como la libertad de pensamiento y discusión. Como he escrito en alguna ocasión  a la mayoría de la gente le importa sólo comer, sus asuntos privados y poco más. Que no se pueda pensar libremente y que cada vez sean más los delitos de opinión al ciudadano medio se la trae floja, con perdón, a menos que el asunto le afecte directamente.

Pero para ello existen o deberían existir las clases dirigentes, las élites y la gente de cultura, los llamados intelectuales. Sin embargo también en esto son mediocres y traicionan su función, también en esto la inmensa mayoría se revela una miserable antiélite de camareros del poder, ahora como siempre. Con mi respeto por los camareros de profesión, que a diferencia de la antiélite realizan una labor digna, honesta y útil.

Hay un solo aspecto positivo en este nuevo delito de opinión. Y es que una censura tan abierta y desproporcionada significa sólo una cosa: que mucha gente está empezando a comprender y a darse cuenta de ello, que son más los que se atreven a criticar la dictadura feminista y el clima de intimidación que han instaurado, que tienen un miedo histérico a que más voces se empiecen a alzar contra ellas. No les basta ya la propaganda y el lavado de cerebro, y por eso ahora tienen que aprobar leyes diseñadas explícitamente para cerrar la boca a todo el que se atreva a criticar el feminismo.

Como último comentario, hay que observar que estas leyes están redactadas de la manera en que lo están porque la secta feminista está muy segura de poder mantener el control de la justicia y del Estado indefinidamente. Están absolutamente seguras de poder garantizar su aplicación en sentido único contra el varón, que es para lo que están pensadas estas leyes. Pero aberrantes como son, si fueran aplicadas al pie de la letra por un Estado no controlado por la mafia feminista, estas leyes las llevarían a la cárcel, en primer lugar e inmediatamente, a todas ellas y a sus colaboradores con pilila, así como a todos los politicos que han votado leyes feministas, a la flor y nata del periodismo y el mundo de la publicidad.

En efecto, si va a ser delito “difundir, distribuir o vender escritos contra un grupo o una persona por razones de género”… ¿Qué otra cosa han hecho durante años las feministas y los periodistas a su servicio, sino cubrir de fango al varón y criminalizarlo sólo por ser tal, esto es difundir escritos contra los hombres por razones de género?

La ley penará la “humillación o el menosprecio [por razones de género], el favorecimiento de un clima de hostilidad o la producción de material que de lugar a esas conductas”… ¿Y qué otra cosa ha ha hecho la propaganda feminista, sino fomentar un clima de hostilidad y odio hacia el varón, producir material para favorecer este clima, humillar y menospreciar a los hombres? ¿Qué han hecho todos los responsables de las campañas falsamente llamadas contra la “violencia de género” y en realidad antimasculinas, qué otra cosa han hecho los redactores de las leyes feministas y todos los que han votado a su favor, sino favorecer un clima de hostilidad contra los hombres por razones de género?

Como es evidente, el día en que pierdan el control del Estado, usando sus mismas leyes aberrantes y aplicándolas al pie de la letra se las podrá meter a todas en la cárcel. Así como a todos los políticos que han introducido y votado esta legislación, a todos los sepulcros blanqueados que se indignan cuando un padre mata a sus hijos y se quedan callados cuando lo hace la madre (las más de las veces), a todos los periodistas que han vertido fango sobre el género masculino, a todos los creadores de anuncios publicitarios humillantes para el varón, a las que han creado camisetas que denigran el sexo masculino, a las que escriben en las paredes “tijeras para todas”, a las abogadas que aconsejan denunciar falsamente contra el varón por motivos de género.

Sinceramente espero que estas leyes sean abolidas en su integridad algún día, pero también sería justo que antes de hacerlo sean utilizadas para hacer probar a toda esta gente su propia medicina, como fomentadores que son del odio contra los varones por motivos de género.

Mientras tanto nos queda luchar como podamos contra este desierto que avanza sobre nosotros, contra este torrente de iniquidad que amenaza arrollarnos, en este campo y en muchos otros. Como he comentado más arriba el cierre de este blog es sólo cuestión de tiempo cuando se introduzca el delito de opinión de antifeminismo. Pero ha habido muchas censuras en la historia y nadie puede sofocar para siempre las voces libres.

Hay siempre una manera de decir las cosas. Sólo por poner un ejemplo, si George Orwell escribió Rebelión en la Granja yo también –salvando las distancias y con perdón por la falta de pudor en la comparación- puedo escribir mis historias alegóricas de cerdos, víboras, ratas, babosas, sabandijas y gusanos, sólo por indicar de manera puramente casual algunos animales. Garantizo que serán historias amenas y sobre todo fáciles de interpretar.

De una u otra manera el Oso seguirá rugiendo y nadie va a conseguir cerrarle la boca.

Que la censura y la persecución sirvan a todos los hombres y mujeres libres para fortalecer el corazón, el cerebro y la voluntad. Feliz Año Nuevo a todos.

9 comentarios:

Parsifal dijo...

Enhorabuena y ánimo con el blog. Yo estaré encantado de leer esas fábulas de animales y bichos perfectamente reconocibles, si llega el caso. Ante la censura, imaginación: es el arma de la inteligencia y de la creatividad.
Feliz año nuevo.

Aryan dijo...

Aunque teóricamente la dicotomía derecha-izquierda pueda tener algo de sentido (según como se conciba, por ej yo considero excelente la tesis de p. privada vs p. pública de Hans Herman Hoppe) en la práctica política actual de Expaña no es más que una división estética, corbatas vs descamisado, análoga a las tribus urbanas. El PP es evidentemente progre (y cada vez más), la única razón por la que se declaran “conservadores” o “liberales” es porque son unos hipócritas redomados que necesitan sostener con embustes el espejismo de alternativa ante el pueblo.

Haces bien en temer por tu blog y tu integridad, a este respecto te aconsejo investigar sobre la ley Lasalle y la situación de inseguridad jurídica creada con la excusa mafiosa de la “propiedad intelectual”. De hecho deberías plantearte cambiar el link de el Mundo por uno de 20 Minutos o Vozpopuli.

También te recomiendo leer a Aynrandiano de Burbuja, yo no soy objetivista (el altruismo voluntario me parece loable) pero tiene muy buenos textos incluyendo unos cuantos que destapan la mafia feminista.

Un gran saludo y por si acaso decir que ha sido un placer conocerte y leer tu blog.

Alex Vázquez dijo...

Evidentemente si esta ley se aplicara con todas sus consecuencias y en sentido birideccional los primeros en ir a las cárcel serían los propios feminazis, pero claro está la intención de la ley está muy lejos de propender a esa supuesta "igualdad" por la que tanto cacarean.

Estoy pensando en la purga estalinista de blogs, canciones, libros, opiniones, comentarios de redes sociales, etc, que podría suponer el aplicar esta ley de policía del pensamiento. Para empezar este mismo blog, como bien apuntas, sería clausurado. Me ha llamado la atención en el artículo de El Mundo la referencia a una canción de Malú en la que dice "soy tu rehén", si eso es incitación a la violencia de género, entonces habría que censurar la mitad de las canciones del grupo de rock duro Extremoduro,(que por cierto, a muchas tías les encanta) se me ocurren algunas como "Golfa", "Puta", etc, pero no hace falta irse al rock duro, ¿y la canción de Amaral que dice "sin ti no soy nada"?, eso también podría considerarse un menosprecio de la mujer por ser mujer que no es nada por sí misma sino en tanto que se ponga en relación a otra persona, ¿y la de Sabina que dice "buscate otro perro que te ladre princesa""?, podría considerarse una incitación a que una mujer sea mordida por un perro, y, por tanto, a la violencia. Resumiendo la lista sería tan larga que tendrían que censurar más de la mitad del pop y del rock español.

En fin, la histeria feminazi no tiene límites y parece que no van a parar hasta convertir a España en una especie de Gulag de género, llegará un momento en que habrá que hacer encajes de bolillos como hacían por ejemplo Berlanga, Bardem, o Buñuel para eludir la censura franquista, aún así eso no garantiza nada, pues la aplicación de la ley se dejará al criterio de los comisarios de género, es decir, que probablemente a Malú no la censuren, pero a un tipo que esté cabreado porque su novia le ha puesto los cuernos y se desahogue en facebook o twitter llamándole zorra, es posible que le caiga una buena si a la tipa le da por denunciarle.

Un saludo y espero que este blog pueda mantenerse en activo mucho tiempo antes de que la policía feminazi del pensamiento pretenda cerrarte la boca, Feliz Año.

Max Romano dijo...

Gracias por vuestro apoyo y seguramente seguiré presente de una u otra manera, ahora se trata de estudiar soluciones técnicas para eludir la censura y la policía del pensmaiento.

Como suplemento al artículo, daré un enlace que me ha pasado la Asociación Projusticia (enlazada en el blog), el editorial de El Mundo, absolutamente vomitivo y apoyando esta nueva censura.

http://www.elmundo.es/opinion/2014/12/27/549f0eb4ca4741804b8b4586.html

Uno pensaría que es curioso que un diario apoye leyes liberticidas y que van contra la libertad de expresión, pero se trata de la prensa del régimen. No dudo que el periódico Pravda en los años de oro del comunismo apoyaba con entusiasmo las leyes que penalizaban la expresión de sentimientos antisoviéticos o contrarrevolucionarios.

Dentro de unos años posiblemente veremos otro editorial de este infecto diario apoyando los campos de reeducacion para machistas.

Anónimo dijo...

Pero esta ley no es fruto de la casualidad. Hay una cadena de televisión en concreto, La Sexta, que día si, día no, se dedica a meter cizaña con el tema feminista. Y la prensa, es el cuarto poder. La prensa en España tiene toda la culpa, absolutamente toda, de la pandilla de incompetentes y temerarios que hay en todos los partidos políticos, porque es heredera del zapaterismo. Alguien ha visto en alguna televisión algun debate sobre la ley de violencia de genero, ley del aborto, ley de cuotas, ley de enchufismo en el cual se puedan escuchar a varias partes implicadas ? Nunca. Ni lo harán. Pero no se preocupen, primero viene la censura, y después a recoger el escombro. Como con el paro, ahora nos hemos quedado con 6 millones de parados sin faena, y el Estado endeudado hasta arriba.

Recuerdan cuando el propio Estado, en manos del Enemigo del Varon pagaba hasta 6000 € para contratos temporales de mujeres ? o cuando no respetaron ni las situaciones de incapacidad permanente en las bonificaciones ? Y ahora los empresarios, sin euros, dicen que de contratar na-nai.

Pues a recoger escombros, miserables.

Anónimo dijo...

Mi appyo a toda la magnifica labor que edtas realizando en pro de la libertad de expresion y la dignidad masculina.Hombres como tu son necesarios en una sociedad decadente y corrupta como la nuestra.
LEG

Anónimo dijo...

Una excelente entrada, poco puedo añadir ya que el resto de los comentarios dejan bien clara la situación actual en relación al tema en cuestión, el totalitarismo feminista quiere aumentar su poder contra los hombres, para seguir humillándolo y denigrándolo. Esperemos que con el tiempo la situación cambie y todos los que están colaborando con estas aberraciones jurídicas acaben pagando todo el daño que están haciendo.

Daniel Gentile dijo...

Excelente nota. Pleno acuerdo. Te sugiero leas mi artículo publicado en el diario "Alfil" de Córdoba, Argentina, el 14 de diciembre: "Avanza la dictadura feminista". Y que lo viralices. La resistencia es durísima, pero al final la lucha se ganará, pues estamos peleando nada más ni nada menos que por la libertad. Daniel Gentile. danielgentile@uolsinectis.com.ar

TheLordDSK dijo...

Se prohibe? Lo digo, y me la pela sea delito o no, libertad de expresion es un derecho, vivimos en un pais libre o con el puto Franco? Que me ponen en busca y captura por eso? Pues me hago asesino en serie, las cosas las tengo claras.