jueves, 31 de agosto de 2017

SALE A LA VENTA "AZOTES DE NUESTRO TIEMPO"




Queridos lectores:

El libro de los "Azotes de nuestro tiempo" anticipado en la entrada anterior ya está a la venta y se puede comprar tanto en formato papel como electrónico. Para ello doy el enlace a la editorial, Ediciones Lacre, a la que agradezco esta oportunidad de publicar mi primer libro en solitario.


También podéis pedírmelo directamente con un mensaje privado, pero los gastos de envío por correo para mí son altos y será más conveniente para vosotros comprar la copia en papel al distribuidor.

Para quien sea residente en Madrid haré una o dos presentaciones en la ciudad próximamente, supongo de aquí a uno o dos meses, y también se podrá adquirir allí el libro.

Los seguidores del blog ya saben a qué atenerse, para los nuevos visitantes haré una pequeña reseña. En el libro el lector encontrará retratada la sociedad de hoy a través de una serie de instantáneas. En ellas se muestra el verdadero rostro, o si queremos el reverso de la medalla, de todo aquello por lo que esta sociedad se considera la mejor de todos los tiempos y sin embargo, desde el punto de vista del autor, son indicadores de decadencia y degeneración. El lector no debe esperarse un tratado ni un ensayo denso ni un lenguaje difícil, sino una lectura amena, entretenimiento y humor.

El porqué de publicar esta obra es simplemente que alguien tenía que decir estas cosas y, además, decirlas de esta manera. Muchos otros ya han dicho cosas parecidas, con más erudición y autoridad seguramente, pero no de esta manera. Si ha valido la pena hacerlo los lectores lo deben decidir. Si este libro ayuda a algunos, espero que a muchos, a cuestionarse lo aceptado y poner en duda los valores vigentes, a formular pensamientos que tenían dentro pero no lograban salir a causa de la propaganda constante con la cual esta sociedad se legitima a sí misma, me doy por satisfecho y es lo que me propongo conseguir.

Resumiendo el espíritu del libro en unas pocas frases diré: que es un libro ofensivo para muchos, pero solamente porque la verdad ofende; que es una obra polémica dirigida a quienes sienten que algo no cuadra en el mundo de hoy; que es una denuncia de la decadencia que quiere hacernos pensar y hacernos reír; que nos muestra el horror de la normalidad actual en su verdadero rostro; que es un libro lleno de ideas impresentables, lo que es el mejor cumplido cuando los corruptores de mentes han tomado el poder y ahogan las voces disidentes.

Nadie estará de acuerdo al cien por cien con las ideas expresadas, pero creo que a todos dará algo que pensar y les animará a reflexionar. El índice del libro se encuentra en el post anterior y para algunos capítulos he dejado una muestra del contenido en las entradas del blog con la etiqueta Azotes.

lunes, 31 de julio de 2017

LLEGA EL LIBRO “AZOTES DE NUESTRO TIEMPO”




Aprovecho este último día del mes de julio para adelantar que próximamente será publicado el primer libro en solitario del autor de este blog, los "Azotes de Nuestro Tiempo". Los que son mencionados en el encabezado del blog y muchos más, en total sesenta y ocho "Azotes".

En efecto, finalmente y después de varios años de trabajo irregular, mucho más tarde de lo que me hubiera gustado, he conseguido dar una forma a muchas de las reflexiones que han surgido escribiendo a lo largo del tiempo en este blog. La idea de partida para el libro, cuya portada será la imagen de arriba, ha sido la serie de artículos escritos aquí bajo la etiqueta “Azotes” que he sometido a una laboriosa ampliación y re-elaboración, añadiendo muchos otros.

De los artículos originales he dejado algunos párrafos para que quien no sea lector del blog se haga una idea del libro. Naturalmente en éste se trata de textos más elaborados que los publicados en el Oso Solitario, siempre escritos bajo la presión de la falta de tiempo. Pero quien haya apreciado los escritos del Oso Solitario seguramente apreciará también el libro. Los sesenta y ocho Azotes van acompañados de treinta ilustraciones y el libro tendrá aproximadamente seiscientas páginas.

Ha sido un trabajo fatigoso y he hecho lo posible para pulir al máximo el texto, dar al libro una concepción novedosa y hacer que la lectura sea lo más amena posible, en este gran fresco de la decadencia que he querido mostrar, a veces divertido, a veces serio y a veces (sobre todo al final) algo más teórico y denso.

Las ilustraciones son parte integrante del libro y capturan, siempre con humor, la esencia de las cosas. Anticipo el índice de contenidos y, como he indicado, se pueden consultar en este blog fragmentos de las versiones originales de algunos artículos.

La obra saldrá a la venta en Septiembre y daré aviso oportunamente en este blog. También haré una presentación en Madrid donde se podrá adquirir. Quien viva fuera de Madrid (incluso en el extranjero) me lo podrá solicitar y lo enviaré por correo, aunque también se podrá comprar en los puntos de venta que indicaré en su momento.

Mientras tanto me gustaría que quien esté interesado me vaya enviando algún mensaje para reservar ejemplares y, si no es mucho pedir, que ayude a dar difusión al libro entre sus conocidos.

Sin nada más por ahora, un saludo hasta septiembre y feliz verano a todos.

Max Romano


AZOTES DE NUESTRO TIEMPO: ÍNDICE DE CONTENIDOS

OBERTURA
El espíritu de este libro                       
Introducción    
                         
PARTE PRIMERA - EL DESIERTO QUE AVANZA
Calidad De vida                                 
Centros de ocio                                  
Entretenimiento                                 
Turismo de masas                     
Cirugía estética                                   
Hedonismo                              
Arte moderno                                    
Consumismo    
                                  
INTERMEZZI
Comida sana                                      
Expertos                             

PARTE SEGUNDA - LOS FELICES
Depresión posvacacional           
Asistencia psicológica                         
Abuso de medicinas                           
Búsqueda de la felicidad                      
Moralismo salutista                                    

INTERMEZZI
Asesores de imagen                                   
Cocina de diseño                    

PARTE TERCERA - LA MELAZA INTERIOR
Telebasura                                                          
Publicidad                              
Inteligencia emocional                               
Autoestima                                      
Autoayuda                                       
Tecnoinfantilismo                            
Nueva espiritualidad                                  

INTERMEZZI
Parques temáticos                            
Actividades extraescolares                          

PARTE CUARTA - LAS GENERACIONES AMORFAS
Pedagogía progresista                                
Hijos tiránicos                                                     
Niñatos criminales                            

INTERMEZZI
Estúpidos                                                           
Marketing telefónico                                  

PARTE QUINTA - LA SOCIEDAD LIBRE
Corrección política                                     
Intromisión judicial                                    
Prohibiciones                                            
Obsesión reguladora                                  
Vigilancia electrónica                                 
Jueces misioneros                             
Racismo antiblanco                                   

INTERMEZZI
Oenegés                                          
Solidaridad                                       

PARTE SEXTA - LOS BUENOS
Pacifismo                               
Ciudadanos del mundo                     
Los que hacen el amor y no la guerra
Buenismo                               

INTERMEZZI
Esnobismos                           
Vulgaridad                              

PARTE SÉPTIMA - LA INFECCIÓN IGUALITARIA
Igualdad de género                           
Discriminación positiva                    
Minorías oprimidas                           
Animalismo                            

INTERMEZZI
Dinks                                     
Mariconadas de gimnasio                 

PARTE OCTAVA - EL GÉNERO ESTROPEADO
Feminismo                             
Justicia antimasculina                        
Hombres feministas                         
Papás del Siglo XXI                         
Mujeres guerreras                    
Hombres maquillados                       
Ideología de género                          
Elegetebés                              

INTERMEZZI
Fealdad                                            
Estupidez inteligente                        

PARTE NOVENA - LOS MITOS DE PLASTILINA
Laicismo                                 
Emancipación                                  
Racionalismo                                   
Igualitarismo                                    
La religión del dinero                        
Progres de mirada limpia y soñadora 

FINAL DEL CAMINO
Conclusión                             

Lecturas recomendadas

viernes, 28 de julio de 2017

EL PACTO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO, LA NUEVA GRAN BASURA ESPAÑOLA





Hoy se ha firmado el llamado Pacto contra la Violencia de Género.

La secta feminista ha dado un paso más en su agenda de persecución contra el varón, en el favorecimiento de la mujer por solo el hecho de serlo, y en las ayudas a los chiringuitos de parásitos subvencionados que viven de esa emergencia fabricada llamada “violencia de género”. Es un triunfo transversal porque todos los partidos políticos han estado de acuerdo y han negociado los términos de este basurpacto durante los últimos meses. Una unanimidad que, como he ya repetido varias veces a lo largo de los años en este blog, es el signo de la tiranía.

Frente a la enorme iniquidad de la Gran Basura Legislativa (me refiero a esa leyezuela inmunda y aberrante de “violencia de género”) y los innumerables abusos que ha generado (las denuncias falsas, la inseguridad jurídica constante para el varón, la extorsión monetaria, la carta blanca a embusteras y oportunistas para arruinar la vida a un hombre y separarle de sus hijos, expulsarle de su casa, someterlo a una vida miserable y maltratarlo de todas las maneras porque sabe que éste no puede defenderse) vemos que, lejos de corregirse estos abusos, llega ahora una intensificación de las aberraciones jurídicas y un espaldarazo a la mafia del maltrato.

Digo unanimidad porque todas las fuerzas políticas “respetables” están unidas en la infamia. Naturalmente no camba nada en absoluto que este Pacto no haya sido votado por Podemos, el partido de los niños mimados y los parásitos con pedigree, que representa la España más degenerada y avanzada en el camino de la decadencia. No lo han firmado porque no es lo bastante persecutorio contra el varón, porque no da bastante dinero a sus chiringuitos de seres inútiles y dañinos que, en el mejor de los casos, chupan del bote con el dinero de los que trabajamos; en el peor, además de lo anterior destruyen las familias y arruinan la vida de las personas. En efecto Podemos dice que falta un enfoque feminista (!!!) cuando toda la legislación sobre “violencia de género”, y aún más esta ulterior vuelta de tuerca, no son más que un inmenso exabrupto feminista.

Se han acordado más de 200 medidas nuevas en las siguientes áreas (es una lista por supuesto no exhaustiva) que reseño rápidamente.

Se intensifica la extorsión judicial legalizada contra el varón, queriendo equiparar el impago del impuesto revolucionario feminista (pues tal es en muchísimos casos) con el nuevo basurconcepto de violencia patrimonial. Supongo que la prensa empezará a llamar maltratadores a los hombres que se resisten a la extorsión judicial y, naturalmente, los papanatas con el cerebro lavado seguirán asociando la palabra maltratador a las fotos truculentas de mujeres con la cara destrozada. Esto en una neurona. En la otra se les habrá quedado la cifra de dos millones (o diez, o veinte, o la última cifra emitida por la propaganda) de maltratadores.

Nuevas, grotescas asignaturas basura en los colegios sobre la Igualdad y la lucha contra la “violencia de género” para llenarles la cabeza a los niños de inmundicias, cuando su mente está más blandita y quedará deformada permanentemente.

Materias sobre “violencia de género” de aprobación obligatoria para el acceso a una serie de profesiones relacionadas con el servicio público. La doctrina oficial del feminismo debe llegar a todas partes, su propaganda debe ser aprendida de memoria. Naturalmente si las comisarias políticas detectan desafección al régimen, el candidato se puede ir olvidando del puesto.

Mayor censura feminista en los medios y la publicidad. No les basta con la vergonzosa tendenciosidad ya en acto, quieren más y sobre todo quieren centralizar la censura.

Más fomento aún de las denuncias falsas, concediendo seis meses de prestaciones sociales automáticas.

Sancionar a quien permita la "apología de la violencia de género" en competiciones deportivas u otros ámbitos; y "apología de la violencia de género" puede ser, como bien sabemos,  cualquier cosa que las comisarias políticas estimen como tal.

Las injurias y calumnias no se considerarán delito leve (si la injuriada es una mujer claro está). Esta aberración dentro de la aberración supone que incluso pelearse con una mujer, criticarla o llevarle la contraria o levantarle la voz (independientemente de lo que ella haya hecho o dicho) se equipara a un delito de lesa majestad, figura que creíamos abolida pero la justicia bolchevique feminista ha reintroducido.

Se quiere evitar el sobreseimiento de la causa cuando la víctima decide no declarar y negar por tanto el “derecho de dispensa”, es decir el derecho de la verdadera o presunta víctima (o de la mujer que ha denunciado impulsada por un rebote momentáneo o por tener la regla) a detener el infernal mecanismo judicial que se pone en marcha automáticamente con una denuncia de maltrato. De esta manera el mecanismo seguirá adelante para que todas las denuncias acaben en condena o en medidas punitivas para el varón. En la misma línea, se cambiarán los criterios de acreditación de las víctimas para incluir aquellas que no han interpuesto denuncia.

Sigamos con el estercolero de medidas. Desgravación y beneficios tributarios a quienes tengan la patria potestad de huérfanos de violencia de género, así como acceso prioritario a viviendas de protección. De este modo no todos los huérfanos son iguales, hay algunos que tienen denominación de origen y merecen un tratamiento especial porque favorecen los negocios de la mafia del maltrato.

Ampliación del concepto de violencia de género que ya no será sólo la ejercida por la pareja o la ex pareja. Se considera violencia contra la mujer aquella que implique “daños o sufrimientos de naturaleza física, sexual, psicológica o económica” es decir cualquier cosa ya puede ser considerada violencia de género, aunque la mujer no tenga una relación sentimental con el acusado.

En un nuevo ataque a la custodia compartida, que la mafia feminista ha tenido siempre atravesada, aquélla no se impondrá en casos de violencia de género. Es decir en todos aquellos casos en que la mujer quiera separar a los hijos del padre y, bien asesorada por abogadas culebra, considere conveniente utilizar esta arma. Ahí querían llegar las feministas, por supuesto, a cargarse la custodia compartida. Además se prohibirá que los hijos menores, en estos casos, acudan a la cárcel para visitar al padre. Infamia dentro de la infamia, miseria dentro de la miseria.

Una sola conclusión se impone ante este nuevo atropello. Quienes pensaban que los cambios de gobierno entre la rama descamisada y la rama encorbatada del partido único fueran a servir para algo, quienes tuvieran la esperanza de que podía presentarse una oportunidad para corregir las aberraciones de la legislación feminista, han quedado desengañados. En realidad hace mucho que debieran haberse desengañado en este sentido. Las cosas sólo pueden ir a peor en el marco del actual sistema y del actual panorama político. Mucho peor si la rama piojosa del partido único obtiene su trocito del pastel en un gobierno futuro, pactando con la rama descamisada.

Pero no es sólo esto, que al fin y al cabo ya sabíamos todos. La cosa va más en profundidad: el Estado y las instituciones se han convertido, abiertamente y cada día más, en enemigos del sexo masculino por principio. Esto es válido en todo Occidente pero más aún, por varios motivos, en nuestro país, España. Nuestra clase política se ha bajado por unanimidad los pantalones ante la secta feminista y la mafia del maltrato y nadie es capaz de levantar una voz de protesta. Es inaudito y monstruoso.

Es más, diría que es también un fenómeno extraordinario que merece análisis. No sé exactamente por qué hemos llegado a este extremo, a este desprecio completo de la justicia y la lógica. Y es que realmente no sabría decir cuál es la razón determinante y principal, si es que existe una, entre las muchas que contribuyen; si es la presión de los medios vendidos al feminismo y la atmósfera de intimidación que ha creado la mafia feminista; si es la potencia del poder financiero mundial (del cual los políticos son marionetas) que ha decidido cambiar la sociedad con el feminismo y las lobbies de la degeneración; o si el motivo principal es el simple cálculo electoral, en una población compuesta en gran parte por mujeres rabiosas y oportunistas y hombres mediocres y sin cojones; o si es quizá que tienen a algunos (o a muchos) políticos pillados por las pelotas con vídeos sexuales, de manera que además del chantaje moral que todos conocemos se recurre también a otro chantaje, mucho más concreto y material.

Probablemente por todas estas razones a la vez. Cualquiera que sea la combinación de motivos, queda clara la mediocridad de una clase política sin dignidad ninguna. Como queda clara la degeneración del pueblo español a través de los años, convertido hoy en una masa que traga con cualquier cosa y acepta cualquier cosa, sin ningún sentido de la justicia (el malestar por la corrupción y la deshonestidad de políticos y empresarios no indica, naturalmente, una indignación ética en nombre de la justicia, sino un enfado cuya raíz verdadera es simplemente la envidia: la mayor parte de quienes gritan su rabia contra los que roban, sencillamente querrían ser ellos mismos los que roban). Una población que se vende por un plato de lentejas mal cocinadas y, en buena parte, ha sido reducida a un hatajo de borregos y mentecatos. Desde los más humildes a los supuestamente ilustrados y a los dirigentes.

Quizá sea injusto con estas últimas consideraciones pero no creo errar demasiado. Que me perdonen los españoles de bien y que no me perdonen quienes se sientan ofendidos por mis palabras: estos últimos evidentemente tienen buenas razones, porque la verdad ofende.

Terminando, volviendo a la tiranía feminista y al futuro que nos espera, a la larga por supuesto algo cambiará porque esto no puede continuar eternamente. El feminismo es un cáncer que tiene el poder de destruir la sociedad y un organismo, evidentemente, no puede tener cáncer para siempre: o se muere o se cura.

MAX ROMANO

domingo, 9 de julio de 2017

LA DELEZNABLE POLICÍA POLÍTICA DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID



Una de las muchas y deplorables iniciativas de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha sido la creación de una Sección Especial de la Policía Municipal, dedicada a reprimir la expresión de ideas, contenidos y manifestaciones públicas contrarios a su ideología. En la medida en que se lo permite el actual sistema democrático, cierto. Pero esta medida es muy amplia tras la institución de los delitos de odio: en la práctica “delito de odio” puede ser cualquier expresión contraria a la corrección política y al pensamiento único, que nos están imponiendo discretamente y sin que casi nos demos cuenta. Desde luego existe formalmente la libertad de expresión, vivimos en una democracia, pero poco a poco esta libertad se recorta hasta que queda reducida a expresar insignificancias, banalidades y debates domesticados donde todos dicen lo mismo.

Esta policía política lleva el grotesco nombre de Unidad Para la Gestión de la Diversidad y desde que fue creada, en el breve tiempo que ha tenido para hacer de las suyas, ha estado a la altura de las expectativas con su acción nefasta. Una de sus últimas hazañas ha sido multar a la feria No sólo Militaria porque a la señora alcaldesa no le gustan algunos de los libros que allí se vendían. Podemos imaginar con qué satisfacción la Carmena ha multado a esta feria, considerando la urticaria que le produce todo lo que tenga que ver con el mundillo militar o castrense. Ignoro de qué libros se trataba pero no es difícil intuir que debían ser libros sobre la segunda Guerra Mundial, sobre el Fascismo o quizá sobre Franco.

No lo sé porque no pude ir a la feria. Lo que sí sé es que la voluntad de decir la verdad y de poder leerla, de juzgar y opinar libremente sobre cualquier episodio o régimen histórico, está y debe estar moralmente por encima de cualquier ley, democrática o no. Que ninguna miserable lobby religiosa, ideológica o política está legitimada a impedírnoslo y a decirnos lo que podemos o no leer. Menos aún esa lamentable aspirante a comisario político que ocupa la alcaldía de Madrid.

Pero ésta es sólo la última fechoría de la policía política. Otra hazaña fue la injusta y prevaricadora represión contra el autobús de Hazte Oír, retirado de la circulación por difundir el mensaje “Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva. Que no te engañen”. Mensaje en efecto inaceptable para la repugnante ideología de género, doctrina oficial del Ayuntamiento de Madrid y de los poderes que nos gobiernan. En aquella ocasión la Unidad de Gestión de la Diversidad hizo desde luego honor a su nombre: gestionó muy apropiadamente la diversidad de pensamiento prohibiendo circular al autobús de la verdad.

Otro de sus cometidos es cerrar la boca a todo el que se oponga a la invasión de inmigrantes ilegales, ya sea presentada como acogida a refugiados o de cualquier otro modo. La directiva impartida es clara: nadie que se oponga a la invasión debe poder expresarse públicamente. En esta línea, existe una investigación abierta contra una asociación cuyo mensaje era refugees not welcome, con la motivación de que puede constituir un delito de odio. Una vez más aflora el delirio liberticida de esta gente, como una pústula llena de fluidos inmundos que revienta. Nos quieren quitar, también, la libertad de dar o no la bienvenida a quien mejor nos parezca, de oponernos a una colonización demográfica de nuestra tierra y a una criminal política de puertas abiertas para todos.

Cualquier discurso o posición contraria al pensamiento único, a las directrices impuestas desde arriba y que nuestros gobernantes tienen la orden de ejecutar, debe ser perseguida como delito de odio.


Para esto sirve la grotesca Unidad de Gestión de la Diversidad. Una odiosa Unidad de Policía Política para reprimir a quienes defienden la patria, la salud y la decencia, en nombre de la anti-España, la degeneración y la indecencia erigidas en ideología oficial.

MAX ROMANO

viernes, 16 de junio de 2017

NUEVA SODOMA EN MADRID UN AÑO MÁS




Como cada año, en efecto, la carnavalada repugnante del Orgullo Gay llega a Madrid para llenar el centro de mamarrachos, culitos en pompa, cuerpos musculados y pérdidas de aceite masivas y continuas. Convirtiendo el centro de la ciudad en zona off-limits para quien tenga un mínimo sentido del decoro y de la decencia pública, o simplemente pretenda evitar a sus hijos un espectáculo nauseabundo.

Este año la indecencia se redobla, pues Madrid será la capital del World Gay Pride, es decir que llegarán muchos, muchos más que de costumbre: Madrid se convertirá en la capital mundial de los invertidos e inundada por todo tipo de desviados sexuales.

No voy a repetirme sobre lo que ya he escrito varias veces en el pasado. Simplemente habré de reafirmar, una vez más y las que hagan falta, que no nos van a hacer comulgar con ruedas de molino. Que jamás van a hacernos aceptar como normalidad algo que no lo es en absoluto.

Y será también necesario aclarar una vez más, ante la mala fe y los eructos mentales disfrazados de razones con que la corrección política pretende hacernos callar, que nada tenemos contra los homosexuales como personas y tampoco pensamos que se les deba maltratar por su condición. Pero nunca podremos considerar normal un comportamiento que, si fuese generalizado, llevaría a la extinción de la especie. Un comportamiento y unas inclinaciones que van contra la conformación del cuerpo humano y sus órganos sexuales. Un comportamiento que en la mayor parte de casos es patológico y resultado de desequilibrios psicológicos, como la medicina reconocía perfectamente, antes de que las lobbies de la degeneración lograran imponer la doctrina del mundo al revés.

Pero es que, aunque tuviéramos una diferente opinión sobre el tema, pensaríamos exactamente lo mismo del Orgullo Gay. Incluso aunque viéramos con simpatía la homosexualidad y a los homosexuales, no podríamos sentir más que repugnancia hacia esa chusma impúdica y ordinaria, que vomita su vulgaridad y la impone a los demás en ese gran bacanal de grosería y fealdad que es el Orgullo, que cualquiera con un mínimo sentido de la decencia y la estética, del buen gusto y del decoro, no puede más que rechazar instintivamente. Independientemente de su opinión acerca de la homosexualidad.

Y es que el poder, lo que quiere, es no sólo que aceptemos la ideología homosexualista, sino además que consideremos normal y más aún que veamos con simpatía (no se permiten los desafectos) este espectáculo bochornoso y vomitivo en nuestras calles. El poder nos quiere prohibir el sentido estético y el decoro, el gusto por la decencia y el pudor.

En efecto, ¿Alguien duda por un solo momento que se si uno rechaza el Orgullo Gay por este otro tipo de motivos, también será acusado de homofobia?

Odioso, en fin, es el apoyo sin reservas del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid a este lamentable aquelarre, su propaganda activa para fomentar la desviación y la confusión sexual, su programa de corrupción de menores en el sistema educativo, su represión cada vez más sofocante contra quienes se oponen a esta degeneración. Todo ello nos dice claramente por qué clase de gente estamos gobernados.

Metro abierto las 24 horas, billetes gratis, lamentables semáforos con parejas homosexuales, continua propaganda homosexualista en las instituciones. Fomento de la desviación y confusión sexual en las escuelas, con represión inmediata contra quien se oponga a ello. Bujarropropaganda  y bujarroprivilegios cada vez más escandalosos. No es que las cloacas hayan llegado a las instituciones, es que las instituciones se han puesto ellas mismas a bombear aguas de alcantarilla a toda potencia.

Comparemos esto con la abyecta y arbitraria represión contra el autobús de Hazte Oír que simplemente afirmaba una verdad biológica y antropológica elemental. Pero es que una sola verdad es demasiado cuando gobierna el imperio de la mentira y la aberración.

Este es el poder basura que nos gobierna. Más allá de las figuras que todos vemos, meras cabezas visibles, se trata deun poder dirigido entre bastidores por una secta criminal de degenerados que mueven sus hilos en la sombra.

Max Romano

viernes, 12 de mayo de 2017

APOCALIPSIS ZOMBI Y DISIDENCIA





Muchos de los lectores habrán visto alguna de esas desagradables y truculentas películas de zombis en las que muertos vivientes atacan a los vivos para devorarlos. El éxito de este afortunado filón comienza con la película La noche de los muertos vivientes de George A. Romero en 1968 y desde entonces la temática zombi ha gozado siempre del favor del público. Especialmente en los últimos años como bien sabemos: proliferan novelas, relatos, deleznables series de televisión.

No diré que el zombi y su mundo simbólico sean una expresión cultural porque sería un abuso de la palabra, pero sí podemos decir con pleno derecho que pertenecen al imaginario colectivo y no se trata de una moda cualquiera, ni tampoco de una variedad más del gusto por el horror y la casquería, como entretenimiento propio de una humanidad embrutecida. Sin duda hay algo de esto, pero la persistencia de esta temática a través de las décadas testimonia algo más: una atracción oscura, la percepción de algo que nos atañe íntimamente y más cerca de lo que nos gustaría admitir.

Y es que el zombi es tan popular hoy en día porque sentimos de alguna manera una llamada subterránea a la que respondemos con la excusa del entretenimiento, que nos permite horrorizarnos y al mismo tiempo sentirnos atraídos por estas figuras, que se parecen un poco demasiado al tipo humano que nuestra sociedad moderna está forjando. Una sociedad mecánica, uniforme y sin vida auténtica, en la cual los humanos son cada vez más primitivos, moldeados por un sistema que ha desterrado los valores de la personalidad, del espíritu y la voluntad; en una palabra ha mutilado las funciones superiores del ser humano, para alumbrar un monstruoso mundo de no-vida donde nos movemos por reflejos condicionados y resortes elementales. Dicho de otra manera, los zombis están de moda porque, oscuramente, el ciudadano medio de la sociedad del bienestar se intuye y se ve a sí mismo en ellos.

Incluso en alguna de aquellas películas se ve a los zombis merodear por un centro comercial paseando sin objeto aparente, impulsados por un débil siguiendo a seguir las costumbres que tenían en vida. Escenas inquietantes, por lo muy similares que son a lo que podemos ver todos los fines de semana en centros comerciales y centros de ocio: gente merodeando porque no sabe qué hacer con su tiempo, a menudo no sabe qué hacer con sí misma y sobre todo con sus niños aburridos y malcriados, cuyo desarrollo integral de la personalidad es gestionado por expertos.

La analogía se extiende también a la persecución de los pocos supervivientes que son portadores de la verdadera vida, siempre acosados por lo no-muertos para obligarles a ser como ellos. Y aquí podría pensarse a una lectura más optimista que la anterior: quizá los que los zombis sean tan populares porque el espectador se intuye a sí mismo acosado en su humanidad por un sistema no-humano, mecánico y de muerte interior. Desde luego esto es también posible y me atrevo a decir que ambas lecturas son ciertas. Pero como se suele decir, “piensa mal y acertarás”, y aunque muy posiblemente a un nivel consciente el espectador en general se sienta identificado con los humanos perseguidos por los zombis, a un nivel más profundo creo que las cosas están de la otra manera. Una indicación de esto son las fiestas y las marchas zombi, en las que decenas o cientos de personas se disfrazan de muertos vivientes.

Finalmente las historias de zombis encierran, también, una alegoría política cuyo significado se hace más transparente y terrorífico por momentos. Y precisamente a medida que avanza la tiranía de la corrección política, sus doctrinas aberrantes, los contenidos del pensamiento único y el modelo de vida (o mejor dicho antivida) decadente que se nos quiere imponer.

Pasaremos revista muy rápidamente a todo ello. El odio contra la propia cultura y tradición, el patológico sentimiento de culpabilidad histórica, la criminal ideología de las fronteras abiertas, la apología de la invasión del propio territorio y la negación de la identidad. El odio contra el Padre, la campaña contra la familia y la natalidad europea, la apología de la confusión y las desviaciones sexuales, la infame ideología de género que nos imponen en silencio y la corrupción de menores desde la escuela. La propaganda venenosa contra la masculinidad en el hombre y la feminidad en la mujer con el fomento de medio-hombres y medio-mujeres. Por no hablar del dominio sofocante y tiránico de esa lacra que es el feminismo.

Todo lo anterior, absolutamente todo ello, nos habla de enfermedad y decadencia, una enfermedad degenerativa que ataca nuestra civilización y nuestra cultura, amenazando su misma existencia, su futuro y su continuidad histórica.

La alegoría política que encierran los zombis se apoya en una observación elemental: todos podemos ver, en efecto, cómo se pretende perseguir a quienes se oponen a este complejo patológico de ideas destructivas; cómo se les querría expulsar de la sociedad, se les llama impresentables, se afirma que no tienen lugar en el mundo actual; cómo los portadores de la infección ferozmente se afanan por eliminar a quienes rechazan la decadencia, la antivida y la degeneración en nombre de la dignidad de valores superiores. En pocas palabras, cómo los zombis de la corrección política y del pensamiento único quieren devorar y aniquilar a los que quedan vivos, a todos aquellos que defienden la vida y la salud.

En un organismo sano las células anormales, las amenazas a la supervivencia y al futuro, son combatidas y eliminadas por los mecanismos de defensa y los anticuerpos. Pero en un cuerpo devorado por el cáncer la enfermedad vence contra la salud, la muerte destruye a la vida y los muertos persiguen a los vivos para acabar con ellos.

Sin embargo estas consideraciones quedarían algo muertas sin una nota final de optimismo: el cuerpo no está derrotado del todo mientras no abandone la lucha, el zombi no triunfa de verdad y de manera definitiva mientras todavía quede alguien vivo.

Max Romano